cerrar menu mobil
Viernes, 03 Julio 2020
Mi novio me ha dejado

Mi novio me ha dejado

Uno de los momentos más de difíciles de una pareja es cuando se llega al punto de la ruptura como mi novio me ha dejado. Puede llegar a afectar de tal manera que puede desembocarse, no solo en un vaivén de emociones, sino en algo físico; insomnio, debilitamiento, falta de apetito y hasta puede colapsar el sistema inmunológico.



No obstante las crisis emocionales y las épocas de tristeza no son tienen por qué ser para siempre, por mucho que haya dolido la separación es mucho lo que se puede hacer para recuperar la alegría y superar ese duro golpe. Aunque haya sido la otra persona la que decidió poner punto y final, eres tú la que tiene el control de tu vida y tus emociones, y recuerda que tu bienestar está por encima de todo los demás.

Es entendible que la primera etapa sea difícil, sobre si llegaste a acostúmbrate al compartir con esa persona. Muy probablemente te encontrarás desorientada, sin saber qué hacer ni por dónde empezar para poder recuperarte y continuar tu vida. Algunos consejos pueden darte un segundo aire y empezar ya a buscar cambiar la tristeza por la alegría.


Qué hacer si tu novio te ha dejado

El amor es uno de los más grandes sentimientos y sobre el cuál, no siempre se aplican la leyes naturales, lo que sí es seguro es que en un gran porcentaje las rupturas pueden llegar a ser un proceso muy doloroso.

Lo importante es que no te estanques en esta etapa de sufrimiento, para que la tristeza no habite en tu ser solapando la felicidad, y te impida vivir una vida con normalidad.


Toma el tiempo que necesites

Hay muchas personas que optan por la apatía, y actúan como si nada ha ocurrido como mecanismo para superar de una mejor forma la ruptura. Actúan como si nada les afectara y cuando es así es que por lo general hayan sido de esa manera y pudiera ser un detonante para la ruptura. De nada sirve imponerse una facha artificial donde el dolor no existe.

Lo más recomendable es que los primeros días te tomes unos minutos para afrontar lo que ocurrió, y aceptar ese ruptura y coexistencia contigo. Ciertamente este es uno de los procesos más dolorosos, donde las lágrimas te invadan de un momento a otro. Sin embargo exteriorizar este dolor es un gran paso para comenzar a recuperarte.


Proyectas tus acciones a metas a largo plazo

No es fácil cuando se tiene que salir de la zona de confort, y más cuando te obligan a dar el paso hacia afuera. Comienzas a pasar por momentos incomodos, volver a una normalidad nueva sin permitir que la tristeza y el malestar embarguen esta nueva etapa. Este paso es una proyección de lo que quieres a futuro.

Entiende que las acciones que hagas ahora repercutirán en tu futuro y eso favorecerá tu salud mental, que siempre debe ser lo primero para ti. Es por ello que la relación con tu expareja debe no debe suplantar tu bienestar y solapar lo que realmente es útil para ti. Deja a un lado la culpabilidad por tratar de evitar todo tipo de contacto con él.


Deja de culparte por todo

El primer sentimiento que ataca cuando se ha roto con la pareja es la culpa, comienzas a tener creencia irracionales que lo que hacen es generarte culpa y creerte la idea que tu hubieras podido hacer las cosas diferentes. Esto lo que ocasiona es que comiences a creer que tus acciones fueren los que impulsaron a tu pareja a tomar la decisión, cuando no es del todo cierto.

En una relación las culpa es de ambos, todo desencadena una acción y reacción infinita entre ambos, y cosas que hayas hecho tu dañaron la relación, como las cosas que también haya hecho él. Lo importante es tener presente lo siguiente:

  • No todas la acciones que se hayan cometido y resultarán en la separación de ambos son vergonzosas y por las cuales debas pedir disculpas. Un ejemplo es cuando hay discusiones por la prioridades que considera cada uno, no puede ser culpa ni uno ni de otro, es el criterio de cada uno, y no para estar bien debes aceptar las cosas que van en contra de tu esencia y de lo que eres.
  • Todo aquello que se consideró como acciones inmorales que hayan entristecido o afectado a tu expareja, son lecciones que te servirán para el futuro y corregir la forma en la que actúas. Sobre el pasado ya no se tiene poder, pero si de lo que haces y harás. Has que las experiencias sirvan para aprender y mejorar para progresar, no que sea un arma para amedrentar tu autoestima.

Evita las creencias irracionales

Es muy fácil, que durante el proceso de la ruptura, sin darte cuenta comiences a hacerte ideas o a generar pensamientos irracionales acerca de quién eres y de lo qué has hecho. Son ideas pesimistas, una venda que no te deja avanzar y te hace débil, por lo que lo mejor es ir soltando esas creencias y falsos conceptos de ti mismo para ir avanzando.


Enlaces de interés

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Visto: 58